¿QUÉ CONCEPTOS BÁSICOS UTILIZAN LAS PERSONAS CON ÉXITO ECONÓMICO?

 

Si algo he aprendido en mis más de quince años de experiencia laboral en el sector bancario es que las personas que tienen éxito económico tienen muchas cosas en común… patrones de comportamiento similares,… una forma de pensar parecida con respecto al dinero. Y el conocimiento, sobre todo un conocimiento especial. Saben las distintas formas de ganarlo, gastarlo, conservarlo y ponerlo a trabajar para ellos.

He tenido muchas conversaciones sobre sus casos de éxito, en las que  he aprovechado para preguntarle sobre sus inicios, sus proyectos, dificultades, cómo las superaron, etc... A veces de forma consciente y otras no tanto, he usado una de las herramientas más poderosas para el aprendizaje y la superación. LAS PREGUNTAS. No he parado de hacerle buenas preguntas.

De esta forma he llegado a varias conclusiones sobre estas personas:

· La riqueza se hace en la mente.

· El éxito es consecuencia de pensar a lo grande.

· Para ganar más, hay que aprender más.

· El éxito también es consecuencia de correr riesgos.

· La paciencia y la perseverancia son los mejores aliados para la prosperidad.

· Saben lo que quieren, tienen su meta establecida.

 

Cerebro.png
A continuación vamos a tratar algunos conceptos muy básicos, que son el común denominador que usan las personas con éxito en sus finanzas. Para algunos pueden ser en cierta forma hasta revolucionarios, pero sobre todo son reveladores y fácilmente aplicables a nuestro día a día.

La lección más importante del hombre más rico de Babilonia

¿Por qué solemos pagarle a todo el mundo con nuestro sueldo o nuestra nómina, menos a nosotros? Es lo que la mayoría de las personas hacen. Cobran y con esto, pagan al panadero, al que le compran la ropa, al casero si viven de alquiler o al banco si tienen hipoteca, etc… y se nos suele olvidar pagar a la persona más importante, a nosotros mismos. Por tanto, si tienes la sensación que no controlas tus finanza, o simplemente quieres mejorarlas y aún no lo haces.

“Primero págate a ti mismo”

Como mínimo un 10%, ya veremos luego lo que hacer con este dinero. Así nos lo sugiere George S. Clason, en el delicioso libro El hombre más rico de Babilonia.

Es uno de los hábitos más poderosos y más importantes en el camino de llevar tu economía a otro nivel, apartar el 10% de tus ingresos. Se lo que estás pensando (a mi me ocurrió al principio). Imposible, tengo muchos gastos, no quiero empeorar mi calidad de vida (no te estoy sugiriendo esto, no tiene nada que ver..), cuando gane más, ya lo haré… y múltiples excusas que nos hacemos y diversos rollos que nos contamos para no empezar.

Si piensas que es imposible apartar un 10% de tus ingresos te sugiero que empieces el primer mes apartando el 1%. Pero hazlo ya, acabamos de comenzar un mes. Y verás que no pasa nada. El siguiente mes, el 2%, y así sucesivamente. Nos lo vamos a llevar a un ejemplo. Si cobras 1.200 euros. Aparta nada más recibir el dinero, 12 euros, después 24, así y vas incrementando. Este hábito, te hará tomar conciencia y seguridad, ya que poco a poco comprobarás que eres tú el que está controlando tu dinero y tu vida, no al contrario.

Empieza pre-ahorrando la décima parte de lo que ganas. Con el tiempo, conseguirás que un ejército de monedas trabaje para ti.

Activo vs Pasivo

Un Activo es todo aquello que pone dinero en tu bolsillo, mientras que un pasivo es todo aquello que saca dinero de tu bolsillo.

Si interiorizas y aplicas esto tan simple, pronto verás unos resultados espectaculares. Esta es una de los principios mas importantes que nos cuenta Robert T. Kiyosaki en su betseller “Padre Rico, Padre Pobre”. Te dejo en enlace de Amazon para facilitarte su compra. IMPRESCINDIBLE!!! (Padre rico. Padre pobre (Nueva edición actualizada).: Qué les enseñan los ricos a sus hijos acerca del dinero)

Las personas con éxito económico adquieren o crean activos, o como diría Raimón Samsó, coleccionan fuetes de ingresos. El resto del común de los mortales, compran pasivos.  

Siembra.png

 

¿Qué tipos de activos podemos crear o comprar?

O lo que es lo mismo, ¿en qué podemos invertir?

Fundamentalmente existen 4 familias de inversión.

Activos Financieros

Aquí se pueden agrupar desde el tradicional plazo fijo de toda la vida, hasta acciones de bolsa, fondos de inversión, letras del tesoro, seguros de ahorro, cuentas remuneradas, o algo un poco más sofisticado (aunque sencillo al mismo tiempo), como es el trading.

Lo más atractivo de los activos financieros es que se puede participar en ellos con cantidades muy modestas, y en el caso del trading, mientras dura la formación y el entrenamiento, se puede aprender con cuentas demo, es decir, practicas con riesgo cero.

Riqueza.png

 

Inmuebles

Tener en propiedad viviendas, locales, plazas de garaje, naves industriales, etc.. y alquilarlas, nos permiten tener uno de los activos clásicos que hacen que nos llegue dinero a nuestro bolsillo mes a mes.

Negocios, o empresas sistematizadas

En este caso, lo que queremos es crear o tener buenos negocios en los que no tengamos que trabajar para que nos deje una rentabilidad. Lo podemos hacer invirtiendo en una franquicia con un éxito más o menos probado, o creando y sistematizando nuestro propio negocio.

Propiedad Intelectual

Aquí hablamos de ideas, conocimientos o experiencias, que plasmamos en libros, ebook, cursos, videojuegos, o incluso canciones que, una vez creadas, nos generan ingresos en forma de royalties o regalías.

Y ahora llega la parte más importante, la de pasar a la acción.

¿Quieres mejorar tu economía?, ¿Quieres tener cierta seguridad ante posibles imprevistos? ¿Quieres diversificar y no depender únicamente de un sueldo?

De niños justificábamos nuestros resultados escolares diciendo “he aprobado” o “me han suspendido”, otorgándonos el mérito de las buenas notas y desvinculándonos de las malas. No actúes como un niño. No dediques ni un segundo en aquello que no puedes cambiar, no te quejes más y actúa, centra tus esfuerzos en aquello que puedes hacer (que es mucho y muy bueno).

Locura.png

 

Ponle foco al pre-ahorro y céntrate en una de las familias de inversión (la que más resuene en tu interior), lee, fórmate, aprende cómo se le saca el máximo partido a éstas y empieza a crear fuentes de ingresos paralelas a tu sueldo.

COMIENZA. HAZ.

Estamos encantados que nos hagas llegar tus comentarios, sugerencias, dudas, etc… Estamos encantados de poder ayudarte. Muchas Gracias.

 


Comentarios